El maravillosos Buda del templo Wat Pho, Bangkok

En el corazón de Bangkok puedes describir este maravilloso y único Buda reclinado se ha convertido uno de los lugares más visitados de la ciudad. Fácil de acceder, puedes llegar al templo desde el río en un transporte especial que hace trayectos desde la orilla contraria.

Se encuentra en el Templo de Wat Pho, muy cerca del Palacio Real y se pide visitar por 2, 5 euros de entrada.

Fue construida en 1832 durante el reinado de Rama III y representa la transición del Buda desde la muerte al nirvana y el templo donde se construyó es uno de los más antiguos de la ciudad.

Tiene 43 metros de largo y las plantas de los pies están adornadas con incrustaciones de madre perla.

Un símbolo de la ciudad que no puedes dejar de visitar.

El antiguo Reino de Sukohthai, Tailandia


Hubo un tiempo en que la capital de Tailandia fue un lejano reino, el Reino de Sukohthai. 

Hoy en día es una pequeña ciudad de unos 40 mil habitantes, pero en el siglo XIII después de Cristo fue una próspera ciudad, cuna de la actual nació de Tailandia.

Hoy en día, sus ruinas, Patrimonio de la Humanidad, pueden visitarse. Se encuentran a 12 kilómetros de  la actual ciudad de Sukohthai.

Un maravilloso lugar para perderse en el pasado de uno de loa países más bellos y turísticos de Asia.