El famoso Castillo de Dracula, Rumania

Es uno de los puntos turísticos más importantes de Rumania tanto por su valor arquitectónico, por su antigüedad y por su vínculo con Dracula.

Según la leyenda, Vlad el Empalador vivió en el castillo en el siglo XV, aunque no hay evidencia histórica de que esto fuera así. Según la mayoría de las versiones, el Empalador pasó sólo dos días en el castillo encarcelado en una mazmorra

Monasterio Barsana, Rumania


Sin duda es uno de los monasterios más bellos de Rumania y del mundo, baño solo por su estética, sino por la forma en que fue construido. No se utilizarían ni clavos ni tampoco herramientas eléctricas.

Esta construcción es un lugar popular de peregrinación. La primera iglesia en este lugar data del siglo XVIII. Actualmente es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Un castillo con mucha historia, Castillo Peles. Rumania


En su dia fue uno de los edificios más importantes de Europa, ya que fue el primero en disponer de electricidad y ascensor. 

Se encuentra situado en Sinaia, un centro turístico de montaña de Rumania. El Castillo de Peles, se construyó a mediados del siglo XIX, en la época del rey Carlos I. Esta residencia de monarcas tiene su importancia en la historia, ya que fue donde se firmó el Consejo de La Corona, donde se decidió la neutralidad de Rumania en el Primera Guerra Mundial.

Tras el Castillo de Bran, es El Segundo museo más visitado de Rumania.

Uno de los castillos más importantes de Rumania, el Castillo Pelęs


Se convirtió en uno de los monumentos europeos más importantes del siglo XIX. Fue construido bajo el reinado de Carlos I de Rumania y se encuentra ubicado en Sinaia.

El castillo Peleș es uno de los más importantes edificios típicos de Rumania, considerado único histórica y artísticamente. Sin ir más lejos en este castillo tuvo lugar el Consejo de La Corona en 1914, donde se decidió la neutralidad de Rumania en la Primera Guerra Mundial.

El castillo Peleș se considera el segundo museo más buscado entre los turistas de Rumania. El primero es el Castillo de Bran. En 2009 pasaron por él más de 300 000 visitantes de todo el mundo.

La pequeña Viena de Rumania, Timisoara

timisoara

Su monumental casco histórico, le ha hecho que se gane el nombre de la pequeña Viena. Fue el lugar de nacimiento de Johnny Weissmüller, el nadador olímpico, más conocido por sus papeles como Tarzán en el cine.

La presencia de los serbios y de los alemanes le han proporcionado el carácter multicultural que posee. muestra de ello son los tres teatros nacionales (uno rumano, uno húngaro y otro alemán) y  una catedral serbia. En 1918 pasó a formar parte de Rumanía.

En pleno centro de la ciudad se encuentra la más bella plaza de Rumanía ( la de la fotografía), la pintoresca Plaza Unirii de la época de los Habsburgo, en la que destacan los hermosos edificios barrocos de colores vivos y profusa ornamentación, y la Vicaría serbio-ortodoxa.

En el centro de la plaza se encuentra la columna de la Trinidad (1740); en la parte oeste la imponente catedral romano-católica, de estilo barroco y una decoración con elementos renacentistas; y en el lado sur, la Prefectura, que acoge el Museo Banato.