La primera área protegida del mundo, Islas Berlengas. Portugal

Las islas Berlengas se pueden considerar como la primera área protegida del mundo, ya que en el año 1465 el rey Alfonso V de Portugal prohibió cualquier tipo de caza.

Se encuentran a tan solo 10 kilómetros de la población pesquera de Peniche y se puede visitar y explorar la más grande de las tres, Berlenga Grande, aunque hay que decir que el ferry que llega hasta ella solo está disponible durante los meses de Mayo a Octubre.

Pero no solamente puedes disfrutar de la naturaleza en esta fantástica excursión, también puedes disfrutar de la Fortaleza de San Joao Baptista construidas en el siglo XVII como modo del defensa de este estratégico punto en la costa portuguesa. Actualmente es un hostal con unos precios de ganga, aunque con muy pocas comodidades. Una estancia original, para un lugar original.

El bello Monasterio de Batalha, Portugal


El monasterio fue construido como agradecimiento a la Virgen María por la victoria de las tropas de Potugal sobre las de Castilla en la batalla de Aljubarrot en 1385.

Muchos fueron los arquitectos que participaron en su construcción y aunque el trabajo se prolongó durante muchos años, el resultado es uno de los monumentos de mayor orgullo nacional.

En el se encuentran enterrados multitud de reyes de la Dinasria de Avís de Portugal. También se encuentra la tumba al soldado desconocido portugués que contiene los restos de dos soldados portugueses que participaron en la Segunda Guerra Mundial.

Como no podía ser de otra maner, fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Uno de los hoteles palacio más bellos del mundo, Palacio de Bussaco. Portugal


En el corazón del Parque Nacional del Bussaco, se encuentra este palacio construido como un sueño romántico por los últimos reyes de Portugal. 

En entorno es de ensueño, donde poder disfrutar de la naturaleza y de las maravillas realizadas por los monjes Carmelitas en el siglo XVII.

Hoy, el palacio de Bolssano es sin duda uno de los hoteles más lujosos y con mayor encanto del mundo. Un lugar ideal para disfrutar de la historia de Portugal en un entorno único donde todo está preparado para mimar tus sentidos.

El Palacio d Monserrate, Sintra. Portugal


Se encuentra en el Concejo de Sintra (Distrito de Lisboa) y constituye uno de los más interesantes ejemplos de arte romántico portugués. Presenta una gran torre circular, cúpulas bulbosas y temas exóticos en la decoración.
Fue clasificado Inmueble de Interés Público en 1978 por el estado portugués y Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995 como parte del conjunto de la Sierra de Sintra.

El enigmático Palacio da Regaleira, Sintra. Portugal

  
El palacio se encuentra en el mismo centro de Sintra en Lisboa y es Patrimonio de la Humanidad.

Es un lugar de inspiración para grandes películas e historias de alquimia, masonería, rosa cruces y templarios. Un bello palacio, jardines encantados, grutas y construcciones imposibles forman parte del conjunto arquitectónico.

De todo el conjunto, destaca una galería subterránea con una escalera en espiral, sustentada por columnas esculpidas, descendiendo hasta el fondo del pozo a través de nueve rellanos. Los nueve rellanos circulares del pozo, separados entre sí por quince peldaños, evocan referencias a La Divina Comedia de Dante.

Un lugar mágico digo de visitar como toda la ciudad de Sintra. Sin duda una de las maravillas que ofrece Protugal.

La imponente ciudad fortificada de Obidos, Portugal

  
Obidos es una de las joyas de Portugal a tan solo 85 kilómetros de Lisboa. Se trata de la perfecta ciudad medieval fortificada, la cual no deja indiferente a sus visitantes, de igual forma que en el siglo XIII la reina Isabel de Portugal quedo enamorada d la misma y el rey Denis I se la regaló.

Además de su preciosa muralla, destacan sus callejuelas y su imponente castillo. Sin duda una escapada perfecta si visitas la capital portuguesa

Palacio de la Bolsa, Oporto. Portugal

  

  
Además de estar considerado como Monumento Nacional, el Palacio de la Bolsa de Oporto es uno de los edificios más visitados de la ciudad con cerca de 200.000 turistas al año.

El edificio que fue construido a finales del siglo XIX se encuentra junto a la Iglesia de Sao Francisco, en el centro histórico de la ciudad.

Ha sido la sede de innumerable visita de mandatarios europeos, de hecho entre sus paredes se firmó la adhesión de Portugal en la Unión Europea. Actualmente es la sede de la Camara de Comercio.

Entre sus salas temáticas cabe destacar la sala arábica, inspirada en la Alhambra de Granada, en España. Una visita muy recomendable en tu visita a Oporto.