Un bello espectáculo en las noches de Edimburgo. Tattoo Edimburgo

Durante el mes de Agosto, tiene lugar en la ciudad de Edimburgo un maravilloso espectáculo que tiene como telón de fondo el Castillo de la ciudad. 


Más de 1.000 músicos, gaiteros, tamborileros, cantantes y bailarines llenan de luz y color las noches de la capital escocesa. No solamente puede disfrutarse del folklore y cantos típicos escoceses, casa año hay países invitados que traen con ellos lo mejor de sus marchas militares. 


Este inolvidable evento se cierra cada noche con un emotivo y conmovedor final, en el que un gaitero, iluminado por un foco sobre la muralla del castillo, toca en solitario.


Sin duda, un bello espectáculo para sumergirte en la cultura escocesa. Eso sí, aunque sea agosto, no olvidas llevar el abrigo. ¡ Estas en Escocia !

El museo de los escritores, Edimburgo. Escocia

 

En 1662 se construyó el fascinante museo de los escritores, en cuyo interior se encuentran grandes obras maestras de la literatura escocesa.

Justo fuera del museo, en el patio medieval Makars’ Court se hallan, en reconocimiento de la literatura escocesa, losas grabadas con las citas de autores célebres escoceses de los últimos 600 años.

Aunque no seas amante de la literatura, su fantástico estado de conservación te permitirá revivir cómo era  el día a día en una casa renacentista. 

Un skyline muy medieval, el castillo de Edimburgo. Escocia

castillo de Edimburgo

En el centro de la ciudad de Edimburgo y sobre una gran roca de origen volcánico se erige el flamante castillo de Edimburgo. Su perfil se divisa desde cualquier punto de la antigua ciudad y nos recuerda que durante siglos fue el hogar de los numerosos reyes de Escocia.

Unos de las piezas clave que alberga el castillo de Edimburgo son los Honores de Escocia (la corona, el cetro y la espada del estado), las joyas que se utilizaban para coronar a los reyes escoceses. Junto a ellas se expone, en el Royal Palace, la Piedra del destino, o Piedra de Scone, considerada una reliquia de gran simbolismo.

Entre las historias y leyendas que rodean al mismo se encuentra la que cuenta que más de 200 brujas se quemaron en la explanada del castillo entre el siglo XVI y el XVIII. De esta forma Edimburgo se convirtió en la ciudad con más ejecuciones por brujeria de Escocia. En recuerdo, en un rincón de la explanada se instaló el Witches’ Well (El pozo de las brujas), una pequeña fuente cuyas figuras grabadas simbolizan la dualidad entre el bien y el mal.

A finales del siglo XVII, el Castillo de Edimburgo se convirtió en una fortaleza militar. Hubo mucha gente encarcelada en sus habitaciones, numerosos visitantes aseguran haber vivido situaciones paranormales. Sombras, roces, respiraciones, tirones en la ropa o un frío inmenso de repente, señal de presencias sobrenaturales.