La Costa de los Esqueletos, Namibia

Son muchos los lugares en nuestro planeta que tienen leyenda y donde ocurren fenómenos naturales y meteorológicos que le dan su fama. Uno de ellos es la Costa de los Esqueletos en Namibia.

La corriente de Bengala que proviene de la Antártida hace que se genere un fuerte oleaje y una niebla muy densa que hace imposible la visión.

Viendo lo alejados en el algunas ocasiones se encuentran los pecios, uno puede imaginar la violencia de los naufragios. Además no sólo hay pecios de barcos, también de aviones e incluso de todo terrenos.

En 1971 se creó un Parque Nacional dividido en dos zonas, norte y sur. Solo esta última está abierta al público y aún así es muy peligrosa.

Puerto Flavia,un lugar con historia en la isla italiana de Cerdeña.

Porto Flavia surgió para solventar un gran problema en el transporte de las explotaciones mineras de la isla de Cerdeña a principios del siglo XXI y lo que en su día se convirtió en una gran innovación tecnológica hoy se ha convertido en un atractivo turístico de la esencia de la isla.

Lleva el nombre de la hija del arquitecto Cesare Vecelli y es un lugar digo de visitar . Se encuentra en Masua y puede realizarse la visita por 10 euros, aunque también es muy recomendable tener la oportunidad de verla desde el mar.

Una de las siete maravillas del mundo moderno. La Bahía de Halong, Vietnam

DSC_0742.JPG

La Bahía de Halong es uno de esos lugares que te dejan sin respiración. A unas dos horas en coche desde Hanoi, se encuentra esta joya de la naturaleza que vale la pena conocer.

Como no podía ser de otra manera, es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1994 y también fue declarado una de las siete maravillas del mundo natural.

Según cuenta la leyenda, cuanto Vietnam luchó contra China, el Emperador de Jade llamó a una familia de dragones que escupían joyas de Jade, las cuales se convirtieron en rocas que ayudaron a proteger la bahía.

DSC_0767.JPG

Sin duda vale la pena contratar uno de los cruceros en los que se hace noche y que además ofrecen multitud de actividades, entre ellas tener la posibilidad de bañarse en el Mar de China.

DSC_0733.JPG

Un hotel de cuento de hadas, Neemrana Fort Palace. Rajasthan.


Sin duda alguna se trata de un hotel de ensueño levantado sobre las ruinas de una antigua fortaleza. 

Data del siglo XV y se encuentra en la zona cercana a Aravalli en Rajasthan y llevaba 40 años en ruinas.  Tras la impresionante reforma, actualmente cuenta con 40 habitaciones que sin duda lo hacen ser actualmente un auténtico hotel de cuento de hadas.

Monasterio Barsana, Rumania


Sin duda es uno de los monasterios más bellos de Rumania y del mundo, baño solo por su estética, sino por la forma en que fue construido. No se utilizarían ni clavos ni tampoco herramientas eléctricas.

Esta construcción es un lugar popular de peregrinación. La primera iglesia en este lugar data del siglo XVIII. Actualmente es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Joyas de Gaudí, Palacio Episcopal de Astorga


Antonio Gaudí realizó prácticamente la totalidad de su obra en Cataluña, pero hay otras, que no se realizaron allí y merecen ser destacadas. Es el caso del Palacio Episcopal de Astorga.

Actualmente este Palacio alberga el Museo de los Caminos dedicado al Camino De Santiago y desde 1969 está declarado como bien de interés cultural.

Un lugar digno de ser visitado tanto para los amantes del arte como para los enamorados del Camino De Santiago.

Conques, tal vez el pueblo más bonito de Francia


La zona de Midi- Pyrénées en Francia es una de esas regiones que encierran un encanto proporcionado por sus pequeños y bellos pueblos. Entre ellos, destaca Conques, para muchos, el pueblo más bonito de Francia y uno de los centros de peregrinación más importantes del país gracias a la Abadía de Sainte-Foy.

Es un pequeño pueblo de apenas 300 habitantes aferrados a la ladera de una montaña, donde el tiempo parece haberse detenido y no haber avanzado desde la Edad Media. La armonía en todas sus casas con un mismo estilo hacen de este pequeño rincón del sur de Francia un destino de obligada visita.