El mítico castillo de Stirling. Escocia


La mayor parte del castillo data del siglo XV y siglo XVI, incluso algunos de sus edificios son anteriores.  Se encuentra en la ciudad de Stirling y está catalogado como Monumento Nacional. 

Curiosamente la ciudad de Stirling es la ciudad más pequeña de Escocia, pero sin embargo se ha convertido en un icono del país, por ser testigo de la batalla que le dió nombre liderada por William Wallace y que Mel Gibson dió vida en la película Brave Heart.

Una visita indispensable para conocer en detalle la historia del país. 

Pueblos en la Roca, Rocamadour. Francia


Los edificios de Rocamadour, crecen hacia arriba en el acantilado de la derecha del río Alzou. Este bello pueblo de Francia es un centro de peregrinaje a la Virgen María, bajo forma de una Virgen Negra recubierta de plata.

Su nombre viene de las reliquias de San Amador cuyo cuerpo, presuntamente incorrupto, fue encontrado por monjes Benedictinos en el interior del santuario mariano, en el año 1162.

Uno de los pueblos más bellos de la región de Mediodía-Pirineos

Un palacio de ensueño en una ciudad patrimonio de la humanidad, Palacio Sanssouci. Postdam


Postdam es la capital del estado federado de Brademburgo, ubicado en las inmediaciones de Berlín. 

La ciudad de Postdam está rodeada de varios Lagos y parques, la gran mayoría de ellos forman parte de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Entre todas las bellezas arquitectónicas de esta ciudad cabe destacar el Palacio de Sanssouci, obra cumbre del arte Rococo. Su construcción comenzó en 1744 con el reinado de Federico II de Prusia. 

Un lugar de gran belleza por el que pasear y disfrutar de una excursión, ya que la cercanía con Berlín, lo convierten en una buena escapada si se visita la capital alemana.

Viaje en el tiempo en el Orient Express. París-Estambul

  
En 1883 se inauguró una de las líneas férreas más famosas del mundo y de mas larga distancia que unía la capital francesa con Estambul a bordo del mítico Orient Express.

Pero no fue hasta los años 30 del siglo XX el momento de máximo esplendor de este tren de lujo. Famosos chef de renombre mundial eran contratados para servir sus delicias a realeza y aristocracia.

Durante todo a su vida y hasta su último viaje en el año 2009 tuvo varios periodos de inactividad y cambio de rutas, adaptándose al auge paralelo de los trenes de alta velocidad y las aerolíneas de bajo coste.

En cualquier caso, tanto el cine como la publicidad han hecho de este tren no tanto un medio de transporte, sino una experiencia para los sentidos y los amantes del lujo y el confort. 

En cualquier caso y aunque la línea original dejo de funcionar, hoy puede hacerse un viaje similar en el nuevo Orient Express, un tren que recrea a su original y permite hacer un viaje en el tiempo por un poco mas de 8.000 euros. Algo no apto para todos los bolsillos.

El lugar donde vivió el famoso Fantasma de la Ópera, Palacio Garnier. París  

  
Uno de los edificios más bellos y llamativos del distrito IX de París es el conocido Palacio Garnier u Opera de París. 

Su primera piedra fue puesta en 1861 y por diferentes contratiempos no pudo ser inaugurado oficialmente hasta el año 1875. Este bello edificio fue de inspiración para Gastón Leroux. Es en el y en sus cuevas subterráneas donde se recrea la famosa obra del Fantasma de la Ópera. 

Lógicamente un edificio de estas características ha servido de inspiración en la construcción de muchos otros edificios alrededor del mundo, como puede ser el caso del Edificio Thomas Jefferson en Washington, el Teatro de Cracovia o el Teatro Municipal de Río de JAneiro entre otros.

Entre sus elementos más característicos se encuentra su gran escalera de mármol, su gran vestíbulo y sus famosos candelabros de bronce y cristal.

El museo de los escritores, Edimburgo. Escocia

 

En 1662 se construyó el fascinante museo de los escritores, en cuyo interior se encuentran grandes obras maestras de la literatura escocesa.

Justo fuera del museo, en el patio medieval Makars’ Court se hallan, en reconocimiento de la literatura escocesa, losas grabadas con las citas de autores célebres escoceses de los últimos 600 años.

Aunque no seas amante de la literatura, su fantástico estado de conservación te permitirá revivir cómo era  el día a día en una casa renacentista. 

Un paraíso vikingo en el Atlántico Norte, Islas Feroe. Dinamarca

islas feroe

Las islas Feroe son un pequeño archipiélago que emerge de las frías aguas del Atlántico Norte, entre Escicoa, Noruega e Islandia. Es un país autónomo, aunque pertenece al Reino de Dinamarca, pero no pertenecen a la Unión Europea.

Consta de 18 islas de las cuales todas menos una están habitadas, aunque en su totalidad la población no supera los 50.000 habitantes.

Es un frío paraíso de naturaleza salvaje y cultura autóctona poco común en el antiguo continente, en el cual parece que la mano del hombre no ha contaminado una hermosa estampa digna de respetar y en el que fácilmente podemos trasladarnos en cualquiera de sus paisajes a las remotas épocas vikingas.

SRF0210_GOT, Faroe Islands

Algo que llama especialmente la atención son los tejados a dos aguas de muchas casas, los cuales están cubiertos de hierba, lo que hace que los colores se intensifiquen o apaguen en función de la época del año  en el que se visiten las islas.

Como es de imaginar, muchas películas de Europa del Norte han elegido estos parajes como platos naturales, aunque ninguna superproducción que merezca la pena mencionar.

Desde Copenhague se puede visitar las islas tanto en avión como las líneas de ferry regulares.

Mas información en visitdenmark

Si quieres conocer más sitios con encanto pincha aqui