Una joya romana encerrada en la casa Palacio de Lebrija. Sevilla


Comienza a construirse a principios del siglo XV y es hoy en díala casa palacio con los mejores mosaicos romanos de Europa.

El Palacio de Lebrija se encuentra en el corazón de la capital hispalense y está abierta al público desde el año 1999. La Condesa de Lebrija era una apasionada de la historia y la arqueología y la familia decidió abrirla al público tras su fallecimiento para que todo el mundo pudiera disfrutar de ser colección.

Un castillo de película, Castillo de Bojnice. Eslovaquia


Se encuentra en la regional de Bojnice,en Eslovaquia. Este castillo medieval comenzó su construcción en el siglo XIII y se ha convertidotido en el monumento más visitado de Eslovaquia.

Entre sus curiosidades cabe destacar que el techo los Angeles de laSala de Oro eta hecho con auténticas hojas de Oro.

Un monumento Nacional abierto al público y que además ha sido escenario de numerosas películas de dragones, vampiros y numerosos personajes mitológicos.

Uno de los monasterios más antiguos del mundo, San Florian. Austria 


Esta belleza austriaca es uno de los monasterios más antiguos del mundo. Se encuentra en la region de Alta Austria muy cerca de la ciudad de Linz.

Fue construido a finales del siglo XVIII y representa uno de los iconos del arte barroco austriaco. Uno de los rincones más impresionantes y bellos del monasterio es su espectacular Biblioteca, construida en el año 1744, posee más de 130.000 obras y manuscritos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Gestapo tomó esta biblioteca, temiéndose por la conservación de este tesoro, el cual volvió a la normalidad una vez finalizada la contienda bélica. 

Un castillo con mucha historia, Castillo Peles. Rumania


En su dia fue uno de los edificios más importantes de Europa, ya que fue el primero en disponer de electricidad y ascensor. 

Se encuentra situado en Sinaia, un centro turístico de montaña de Rumania. El Castillo de Peles, se construyó a mediados del siglo XIX, en la época del rey Carlos I. Esta residencia de monarcas tiene su importancia en la historia, ya que fue donde se firmó el Consejo de La Corona, donde se decidió la neutralidad de Rumania en el Primera Guerra Mundial.

Tras el Castillo de Bran, es El Segundo museo más visitado de Rumania.

Una joya arquitectónica en el corazón de Praga


Se encuentra ubicado en uno de los conjuntos arquitectónicos más increíbles de la República Checa, el Castillo de Praga.  Su primera piedra se colocó en el año 1344, aunque su construcción se prolongó durante muchos siglos y con muchos maestros de obra.

Una preciosa catedral de estilo gótico, erigida para conmemorar al monarca Carlos IV y convertir a Praga en el centro del imperio.

En la Capilla de san Wenceslao, por ejemplo, maravillosamente ornamentada con pinturas y piedras semipreciosas, se encuentran los restos del patrono; en la cripta, se encuentran las tumbas de los reyes checos y la Cámara de la Corona, donde se custodian las Joyas de la Coronación.