Un internado de película, la Abadía Kylemore. Irlanda.

abadia kylemore

Como salido de una película, la Abadía de Kylemore se encuentra inmersa en Parque Nacional de Connemara, una comarca un tanto inhóspita de Irlanda.

En 1864 un rico heredero inglés, Mitchell Henry comenzó su construcción por deseo explícito de su mujer, obra que se prolongó durante 4 años. Una década después de vivir en este ostentoso castillo de más de 70 habitaciones, nuestro protagonista sufrió un duro revés con el fallecimiento de su esposa y posteriormente de su hija, motivo por el que decidió vender la casa y marcharse de este lugar.

Con el paso de los años y tras diferentes dueños, el castillo se convirtió en abadía ocupada por una congregación de monjas benedictinas que además hizo las veces de internado de señoritas de familias adineradas hasta el año 2010, que por falta de alumnas tuvo que cerrar como internado.

Sin duda, una curiosa y triste historia que dota a este lugar de un ingrediente adicional para su visita.

¿Qué te ha parecido este lugar? Cuéntanos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s