Drachenburg, una gran casa con apariencia de Castillo, Alemania

Alemania es un país con historia y grandes contrastes, por ello es fácil encontrarse con lugares no tan conocidos que parecen sacados de un cuento. Uno de estos casos es el Castillo de Drachenburg, muy cerca de la ciudad de Bonn.

Pero no podemos dejarnos engañar por la apariencia, ya que en su caso, no se trata de un lugar con historia de guerras, leyendas de fantasmas o reyes con ánimo conquistador. Este castillo fue construido en el siglo XIX y fue encargado por un agente bancario para convertirse en su residencia.

En cualquier caso, sin duda vale la pena hacer la excursión y visitar el castillo.

Una de las Óperas más bellas del mundo, Harbin. China

Harbin no es una de las ciudades más conocidas de China, pero si hablamos de las famosas esculturas de hielo, tal vez hayas oído hablado de esta población.

Ahora, un nuevo edificio la sitúa nuevamente en el mapa y es su increíble Ópera House. Un edifico que no solamente llama la atención por su impresionante arquitectura, sino porque además, se integra perfectamente con su entorno. Un claro ejemplo de armonía entre naturaleza y arquitectura.

En los últimos años ha sido nombrada como ciudad más turística de China y desde 2010 se ha convertido en Ciudad de la Música por la UNESCO

Uno de los museos más impresionantes del mundo. Hermitage, San Petersburgo

El Hermitage de San Petersburgo es uno de los museos más grandes del mundo. Consta de varios edificios en la orilla del río Neva, entre los que se encuera el Palacio de Invierno, antigua residencia de los zares hasta la Revolución Rusa.

Las leyendas del Hermitage son una de las partes más importantes de la mitología de la ciudad de San Petersburgo. Existen historias sobre fantasmas que vagan por las salas, personajes que salen de los cuadros y otros casos misteriosos. La historia más famosa cuenta que la figura de cera de Pedro el Grande se pone en movimiento por las noches e incluso hace reverencias si se cruzan con alguien.

Como dato curioso, desde 1789 por orden de la Zarina, 65 gatos cuidan y mantienen alejados a los roedores del museo Hermitage.

El mágico bosque del Encélado, Versalles

Todos sabemos que Versalles no es solo uno de los castillos más bellos de Francia, también sin duda alguna, es uno de los más bellos del mundo. Dentro de sus jardines, se encuentra el Bosque del Encélado, dedicado a Encelat, ese ser mitológico de los cien brazos, hijo de Urano.

Además de las bellas estructuras que decoran el jardín y dirigen la vegetación, cabe destacar la figura hecha de bronce de este ser mitológico, el cual se presenta medio absorbido por las rocas y luchando por su vida.

Sin duda un bonito paseo para finalizar la visita a Versalles.

Uno de los Palacio más bellos de Alemania, Palacio Augustusburg

Cerca de la ciudad de Colonia se encuentra uno de los palacios más representativos del rococó alemán, es el Palacio de Augustusburg.

Declarado Patrimonio de la Humanidad, fue residencia del príncipe y arzobispo Clemens August von Wittelsbach y antes de convertirse en museo también fue residencia del Presidente de la República Federal Alemana.

Como dato destacado es que tan rococó es el Palacio que salir a sus jardines puede ser un alivio, ya que puede llegar a abrumar a sus visitantes.

Un mausoleo comunista abandonado, Monumento del Partido Comunista de Buzludja. Bulgaria

Sin duda es un lugar de culto para los amantes de los lugares abandonados.

Se trata del Monumento Buzludja situado en el Parque Nacional de Buzludja en Bulgaria.

Costó alrededor de 14 millones de levas ( 7 millones de euros) y la estrella soviética que coronaba la torre era tres veces mayor que la del Kremlin

Este edificio se convirtió en la sede del Partido Comunista búlgaro hasta la caída del Muro de Berlin y con el, el resto de regímenes comunistas europeos. Desde entonces el edificio quedó abandonado y aunque desde el año 2011 se devolvió al actual Partido Comunista Búlgaro, aún no saben qué hacer con el.

Destinos donde comenzar el año 2018

Se acerca el fin de año y muchos son los destinos donde podrás disfrutar de una noche mágica.

Si estas en España y te gustan las tradiciones, podrás acudir a la Puerta del Sol y tomarte las doce uvas. Sin duda uno de los lugares con más ambiente de Europa.

Londres es otra magnífica opción donde podrás ver uno de los fuegos artificiales más espectaculares de estas fechas. Sin duda la zona de South Bank frente al London Eye te darán unas vistas privilegias del espectáculo. Si tienes más capacidad adquisitiva y suerte, podrás hacerlo desde lo alto The Shark.

Si quieres una aventura mayor, siempre podrás irte a Nueva York y disfrutar en Times Square de unos conciertos con artistas de primer nivel desde la misma tarde del día 31.

En general, cualquier capital europea es una buena opción, lo importante es empezarlo con ilusión y nuevos proyectos.

Feliz año!