Al igual que Brujas, Gante posee también un gran interés histórico y  cultural, siendo la ciudad belga preferida por los viajeros habituales y la que tiene mayor número de edificios históricos.

Gante, además de brindar un interés arquitectónico elevado, ofrece diversos museos, muchas tiendas, restaurantes y una vida nocturna emocionante con numerosos conciertos.

Entre todas sus bellezas se puede destacar el Muelle de las Hierbas. Un mágico puerto medieval repleto de terrazas y zonas de ocio.