Forma parte del conjunto de Patrimonio d la Humanidad llamado » Centro histórico de San Petersburgo».

En este ostentoso palacio no se escatimó en gastos. Se utilizaron más de 100 kilos de oro para dorar la fachada del palacio. Incluso se llegó a decir que la totalidad del tejado estaba hecho en oro.

Además de esto, antes de tener este aspecto, la emperatriz Isabel, pr defensora de Catalina, hizo demoler la construcción en seis ocasiones por no estar conforme con la misma.

Lógicamente los estragos de la Segunda Guerrs Mundisl también afectaron a este palacio, el cual por orden de los alemanes fue destruido en su interior, dejando únicamente la fachada. Las obras de restauración para devolverlo a su estado original se han extendido hasta el año 2003.