Jajce es uno de esos sitios secretos de gran belleza que nos ofrece Europa. Se encuentra en El interior de Bosnia. Se trata de un pueblo del siglo IV que bien podría haber sido el decorado de cualquier película de fantasía.

Sus cascadas en la unión de los ríos Pilva y Vrbas es uno de los espectáculos naturales de este bello pueblo.

Es un lugar tranquilo y totalmente vacío de turistas, ya que actualmente y frente a su gran belleza no suele erigirse como destino turístico de este país. Actualmente está tramitándose su incorporación en Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, por lo que en breve seguramente se llenará de turistas.