Aprovechando su situación privilegiada, la fortaleza de Latte sirvió en su momento para proteger la costa, en la n lugar que durante siglos fue considerado el fin del mundo.

Fue construida en el siglo XIV y aunque durante años cayó en el abandono, desde el siglo XIX está en perfecto estado de conservación lo que implica un atractivo turístico para la región. 

Un maravilloso lugar para transportarte a la época de los Vikingos, recreada en diferentes grandes producciones de cineHollywood.