Además de estar considerado como Monumento Nacional, el Palacio de la Bolsa de Oporto es uno de los edificios más visitados de la ciudad con cerca de 200.000 turistas al año.

El edificio que fue construido a finales del siglo XIX se encuentra junto a la Iglesia de Sao Francisco, en el centro histórico de la ciudad.

Ha sido la sede de innumerable visita de mandatarios europeos, de hecho entre sus paredes se firmó la adhesión de Portugal en la Unión Europea. Actualmente es la sede de la Camara de Comercio.

Entre sus salas temáticas cabe destacar la sala arábica, inspirada en la Alhambra de Granada, en España. Una visita muy recomendable en tu visita a Oporto.