Un lugar como la ciudad de Mardin en Turquía no podía pasar desapercibida. Su arquitectura árabes tan peculiar y bella ha hecho que actualmente esta ciudad aspire a convertirse en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Una mezcla de culturas formada por kurdos, turcos, sirios y árabes conviven en una ciudad con mucha historia, la cual comenzó en la edad de Bronce y fue conquistada por el mismísimo Alejandro Magno en el año 335 a.d.C.

Una riqueza cultural digna de visitar y conocer.