Sin duda alguna este pueblo de nombre tan difícil de pronunciar, Knaresborough, es uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra. Se encuentra en el condado de North Yorkshire, en el noreste Inglaterra.

Este pequeño reducto medieval posee numerosos rincones impresionantes, además de su castillo y de su impresionante viaducto. Siendo en su día un importante mercado medieval y posteriormente ciudad balneario. 

Sin duda alguna una localidad no muy nombrada en las guías turísticas digna de ser visitada.