catedral de Cork

Frente al puerto de Cork se levanta esta imponente catedral neogótica construida en 1868. Aunque no se terminó hasta medio siglo más tarde debido a los elevados costes de su construcción.

El historiador Emmet Larkin lo ha llamado «el proyecto de construcción más ambicioso llevado a cabo por la Iglesia en Irlanda del siglo XIX». La catedral contiene el mayor carrillón de la República de Irlanda  y con 49 campanas es uno de los carillones más grandes de las Islas Británicas.

El hundimiento del Titanic es uno de los sucesos más relevantes que se relacionan en la historia de la ciudad costera. Ésta fue la última parada del imponente y lujoso barco, cuyo fatal desenlace ahogo los sueños y la vida de unas 1500 personas.