monasterio de San Jorge

La construcción del Monasterio de San Jorge comenzó en el siglo IV en torno a una cueva donde se cree que Elias fue alimentado por cuervos. Actualmente está activo y en el habitan monjes ortodoxos griegos.

se encuentra en Cisjordania, Palestina y su ubicación, relatada en muchos pasajes de la Biblia, está a medio camino entre Jerusalén y la carretera que la une con el Mar Muerto y es el escenario de la parábola del Buen Samaritano (Lucas 10: 29-37).

La invasión de los persas en el 614 destrozó el  Monasterio original y su emplazamiento caería en el abandono hasta tiempos de Cruzados, cuando Manuel I Commeno en 1179 lo restauraría. Nuevamente el periodo de abandono lo dejaría en ruinas hasta la  última reconstrucción en el año 1878 y terminada en 1901.

Hasta hace muy poco, este era el único monasterio que podían visitar las mujeres. El motivo es que, según la leyenda, una mujer se extravió en este desierto y se le hizo de noche. Asustada rezó a la Virgen que se le apareció y le dijo que llamara a la puerta del monasterio.
– ¿Para qué, si no admiten a las mujeres? -respondió la mujer.
– No podrán negártelo, siendo mi casa -dijo la Virgen María.
Fue la mujer y explicó a los monjes lo sucedido, dejándole quedarse tanto tiempo como necesitara…