Un lugar de película se esconde en la comarca de la Garrotxa en Gerona. Se trata del parque de Garrell. Un maravilloso laberinto, una torre de madera, rocas talladas y singulares construcciones forman este conjunto diseñado por Josep Jupuila.

Para disfrutar el Parc d’en Garrell en su máxima expresión lo ideal es dejar el coche a las afueras de Arguelaguer. Cerca de la rotonda de acceso a la localidad o frente al colegio hay espacio de sobra. Es el sitio más cercano para aparcar, ya que a partir de ahí está prohibido para respetar los cultivos, caminos y viviendas de la zona.