Las islas Berlengas se pueden considerar como la primera área protegida del mundo, ya que en el año 1465 el rey Alfonso V de Portugal prohibió cualquier tipo de caza.
Se encuentran a tan solo 10 kilómetros de la población pesquera de Peniche y se puede visitar y explorar la más grande de las tres, Berlenga Grande, aunque hay que decir que el ferry que llega hasta ella solo está disponible durante los meses de Mayo a Octubre.
Pero no solamente puedes disfrutar de la naturaleza en esta fantástica excursión, también puedes disfrutar de la Fortaleza de San Joao Baptista construidas en el siglo XVII como modo del defensa de este estratégico punto en la costa portuguesa. Actualmente es un hostal con unos precios de ganga, aunque con muy pocas comodidades. Una estancia original, para un lugar original.