Comienza a construirse a principios del siglo XV y es hoy en díala casa palacio con los mejores mosaicos romanos de Europa.

El Palacio de Lebrija se encuentra en el corazón de la capital hispalense y está abierta al público desde el año 1999. La Condesa de Lebrija era una apasionada de la historia y la arqueología y la familia decidió abrirla al público tras su fallecimiento para que todo el mundo pudiera disfrutar de ser colección.