Hay lugares peculiares en el mundo que son dignos de ser visitados. Uno de ellos se encuentra en el pueblo medieval de Kutna Hora a unos ochenta kilómetros de Praga.

Esta ciudad, además de ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, guarda un secreto en el interior de la Iglesia de la Asunción. Aunque puede parecer un poco macabro, la Iglesia encierra la capilla de los huesos, formado por más de 40.000 ilesos humanos.

Sin duda un sitio diferente con un uso para los huesos muy diferente.