Alemania se caracteriza por tener castillos de ensueño,  y entre ellos, por su belleza, cabe destacar el Castillo de Lichtenstein, a 40 kilómetros de Stuttgart.

Este castillo fue construido sobre sus restos medievales durante el siglo XIX.

Un castillo que desafía al abismo y cuya peculiar entrada no te dejará indiferente. Además de poder disfrutar desde su mirador de las espectaculares vistas de la localidad de Honau. Una visita imprescindible en tu ruta de castillos de la Selva Nagra.