Hubo un tiempo en que la capital de Tailandia fue un lejano reino, el Reino de Sukohthai. 

Hoy en día es una pequeña ciudad de unos 40 mil habitantes, pero en el siglo XIII después de Cristo fue una próspera ciudad, cuna de la actual nació de Tailandia.

Hoy en día, sus ruinas, Patrimonio de la Humanidad, pueden visitarse. Se encuentran a 12 kilómetros de  la actual ciudad de Sukohthai.

Un maravilloso lugar para perderse en el pasado de uno de loa países más bellos y turísticos de Asia.