Rani Ki Vav o Pozo de la Reina es uno de esos monumentos que te dejan con la boca abierta. Fue un monumento construido en memoria de un monarca, Bhimdeva I, construido en el siglo XI.

Es un pozo escalonado que fue creado con la finalidad de captar y almacenar el agua subterránea, pero también con un cierto aire espiritual, pues en la India el agua tiene un significado especial.

Se encuentra en la ciudad de Patan y durante siglos permaneció totalmente sumergido. No fue hasta el año 1980 que vió la luz. Actualmente es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.