Si has seguido el Señor de los Anillos y te quedaste enamorado del poblado Hobbit, ahora tienes la posibilidad de visitarlo.

Tras el rodaje, prácticamente todos los sets de rodaje se destruyeron excepto Hobbiton, que tras el rodaje del Hobbit se ha quedado como circuito turístico y que se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Nueva Zelanda.

Son 44 cuevas de Hobbit, un molino, un puente, al Árbol de la Fiesta y el pub «Green Dragon» que además ofrece menús diarios.

Un pequeño aliciente más para visitar este bello país.