El mercado de Maschwitz, podría equipararse al mercado de Candem en Londres. Un lugar dedicado al ocio, a las compras, la gastronomía, la cultura y el arte. Todo ello, en un entorno que invita a disfrutar del lugar y zambullirte en su atmósfera. 

 Un lugar donde lo reciclado y orgánico conviven con las últimas propuestas de moda y gastronómicas. Se construyó con materiales reciclados, chapas y tablones que traen toda su historia a cuestas.