Uno de los mayores castillos de Centroeuropa se encuentra en Eslovaquia, se trata del Castillo de Spiš y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993.

Se trata de un castillo románico de piedra, construido en el siglo XII, aunque tras un incendio en el año 1780 fue parcialmente reconstruido a mitad del siglo XX.

Se encuentra en un promontorio cerca del pueblo de Zehra y forma una imponente estampa que vale la pena disfrutar.