La isla de Iona se encuentra en la costa oeste de Escocia, concretamente en el archipiélago de las Hebridas. Aunque se trata de una pequeña isla, en ella se encuentra uno de los centros religiosos más antiguos de Europa Occidental, ya que se considera que desde allí se inició el Cristianismo en el país; la abadía de Iona.

Tan importante es, que más de 50 reyes de Escocia, Francia, etc.. Están enterrados en ella.